Consumo

Vodafone está intentando salvarse en España. Su última medida es desesperada y es su último tren

Actualización de precios en Vodafone España: ¿qué significa para el futuro del operador?

Con la llegada del año 2024, Vodafone en España ha tomado medidas drásticas para intentar garantizar la sostenibilidad de su negocio a largo plazo. La última carta que juega el operador británico es una actualización de precios en todas sus tarifas, tanto de fibra como móvil, con el objetivo de adaptarse al índice de precios al consumidor (IPC) y, al mismo tiempo, mantener una relación clara y honesta con sus clientes. Pero, ¿cómo estas modificaciones afectarán a los usuarios y qué significa esta jugada para el futuro de Vodafone en el país?

¿Cómo afectan las subidas de precio?

El índice utilizado por Vodafone para aplicar los ajustes de precios es el IPC interanual promedio, calculado desde octubre de 2022 hasta septiembre de 2023, que representa un incremento del 4,38%. El operador sostiene que esta medida es necesaria para la sostenibilidad a largo plazo y para actuar de manera transparente con sus clientes. Las nuevas tarifas entraron en vigor desde el 1 de enero de 2024, marcando una diferencia con el año pasado cuando los ajustes se realizaron a partir del 22 de enero de 2023. Cabe mencionar que las tarifas sociales no experimentarán incrementos.

Cambios en las tarifas de móvil Vodafone

Las tarifas de solo móvil verán ajustes de precios, aunque de menor cuantía en comparación con otras modalidades. Algunos de los cambios notables en las tarifas de móvil son:

  • Vodafone yu Móvil: 50 GB de datos a velocidad 5G por 17 euros al mes (sin cambio de precio).
  • Vodafone Ilimitada Básica: datos y minutos ilimitados (5G y velocidad alta de 10 Mbps) por 28,10 euros al mes (anteriormente 27 euros mensuales).
  • Vodafone Ilimitada Max: datos ilimitados a máxima velocidad y minutos ilimitados 5G por 37,10 euros al mes (antes 35,60 euros al mes).
  • Vodafone Ilimitada Max con HBO Max, Disney+ o Amazon Prime: 40,70 euros al mes (antes 39 euros mensuales).

Aumento en las tarifas de fibra y convergentes

En el caso de las tarifas que incluyen fibra y aquellas que combinan fibra y móvil, las subidas de precio pueden llegar a ser de hasta 4,20 euros en la opción más cara. Algunos ejemplos de las tarifas principales son:

  • Tarifa de solo fibra Yu 300 Mbps: 27 euros al mes (sin cambio de precio).
  • One Ilimitada Básica: fibra 600 Mbps y línea con datos y minutos ilimitados por 55,20 euros al mes (promoción online a 50,20 euros, anteriormente 52,90 euros mensuales).
  • One Ilimitada Max 600 Mbps: fibra 600 Mbps, línea con datos y minutos ilimitados y TV con +70 canales por 62 euros al mes (antes 59,40 euros al mes).
  • One Ilimitada Duo: fibra 600 Mbps con Super WiFi, 2 líneas móviles con datos y minutos ilimitados, TV con +70 canales y a elegir entre HBO Max + Prime Video o Disney Plus + Prime Video por 78,90 euros al mes (antes 75,60 euros; con oferta online se reduce a 68,90 euros mensuales).
  • Hogar Ilimitable: fibra 1 Gbps + hasta 4 líneas ilimitadas + TV con más de 100 canales y a elegir entre HBO Max, Disney+ y Prime Video por 91,40 euros al mes (antes 87,40 euros mensuales).

Advertencia sobre permanencia

Vodafone ha advertido que la actualización de precios conforme al IPC no concede el derecho a solicitar la baja del contrato y que si los usuarios deciden darse de baja y tienen compromisos de permanencia pendientes, deberán abonar la penalización correspondiente. Este aspecto destaca la importancia de entender los términos y condiciones al firmar un contrato con el operador.

¿Qué pasa con Lowi?

Por otro lado, Lowi, el operador secundario de Vodafone, no se verá afectado por estas subidas de precio, manteniéndose como una opción atractiva para aquellos que buscan tarifas competitivas sin verse afectados por las fluctuaciones inflacionarias.

Vale la pena recordar que Vodafone España ha sido adquirida por Zegona, y una vez que se oficialice el acuerdo y el fondo de inversión tome el control, podríamos ver cambios tanto en el operador principal como en el secundario. Se espera que una política de precios más agresiva sea una de las estrategias para revertir la situación actual, ya que el operador rojo ha experimentado una pérdida significativa de clientes. La entrada en vigor de las nuevas tarifas es un paso, pero la situación podría evolucionar aún más con la implementación de futuras medidas por parte de Zegona.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba