Economía

Todo cambia en la nómina desde 2024: vas a cobrar menos dinero

Ya pensando en el horizonte del nuevo año, la primera nómina de 2024 traerá consigo un ajuste que no pasará desapercibido para los empleados en España, ya que a partir de enero se producirá un cambio en la provisión para eventos extraordinarios ordinarios, que se 29%. Este cambio se debe a un aumento del mecanismo de equidad intergeneracional (MEI), un ajuste que afectará directamente al bolsillo de los empleados.

Una mirada a MEI: fuera de la nómina

El MEI, fijado en el 0,6% para el año en curso, aumentará al 0,7% a partir de enero de 2024. Esta pequeña cifra tiene un impacto significativo en los trabajadores, ya que representa un aumento del 0,1% respecto al año anterior. En concreto, los asalariados se llevan el 0,12%, mientras que las empresas se llevan el 0,58%.

La implementación del MEI se creó en diciembre de 2021 como parte integral de la reforma de las pensiones, y su principal objetivo es recaudar fondos, alrededor de 50 mil millones de euros durante la próxima década, para abordar las pensiones entre 2032 y 2050. Este ambicioso plan busca fortalecer el sistema de pensiones para hacer frente a los crecientes gastos resultantes de la jubilación de los baby boomers, la generación más numerosa que también se jubila con pensiones más altas.

Aumento gradual de MEI

Desde el inicio de la implementación del MEI en enero de 2023, se está considerando un aumento gradual de las cotizaciones sociales. Este aumento del 0,6% este año lo esperan los asalariados (0,1%) y las empresas (0,5%). Sin embargo, los cambios están solo al principio y en los próximos años veremos cómo este porcentaje se desarrollará de la siguiente manera:

  • En 2024: Se abonará el 0,7%, siendo el 0,58% a cargo de la empresa y el 0,12% a cargo del trabajador.
  • En 2025: esta cifra aumentará hasta el 0,8%, dividido en un 0,67% por las empresas y un 0,13% por el trabajador.
  • En 2026: aumentará hasta el 0,9%, siendo el 0,75% pagado por la empresa y el 0,15% por el trabajador.
  • En 2027: alcanza el 1%, dividido en un 0,83% por las empresas y un 0,17% asumido por el trabajador.
  • En 2028: aumentará hasta el 1,1%, siendo el 0,92% a cargo de la empresa y el 0,18% a cargo del trabajador.
  • En 2029: será del 1,2%, siendo el 1% a cargo de la empresa y el 0,2% a cargo del trabajador.

Perspectivas a largo plazo: estabilidad en la incertidumbre

Desde 2030 hasta finales de 2050 se mantendrá un porcentaje constante del 1,2%, con un reparto equitativo entre empresarios y trabajadores. Este período de estabilidad en las tasas de cotización proporciona cierta previsibilidad en medio de la incertidumbre económica.

Impacto directo en los salarios: menos dinero en el bolsillo

El aumento del MEI significa que los trabajadores verán recortados sus salarios a partir de enero de 2024. El subsidio de contingencia, que ya consume una parte importante del salario, ahora se lleva otro porcentaje y para los empleados, especialmente aquellos con salarios más bajos, esta reducción podría traducirse en un impacto económico significativo.

Adiós porcentajes sin cambios

Con todo esto, podemos decir que el primer sueldo de 2024 traerá cambios que no pasarán desapercibidos. Las fluctuaciones en la provisión para contingencias comunes, derivadas del incremento del MEI, representan una medida estratégica para asegurar la sostenibilidad del sistema de pensiones en los próximos años.

A medida que los empleados se adaptan a estos cambios, es esencial comprender que MEI no es sólo un porcentaje en la nómina; Es una inversión en el futuro de las pensiones y la estabilidad del sistema. Si bien puede haber preocupaciones inmediatas sobre los recortes salariales, las medidas buscan garantizar la viabilidad financiera de las pensiones en un escenario de envejecimiento de la población y jubilaciones masivas.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba