Economía

Todas las ventajas por ser pensionista por incapacidad permanente total en 2024

Esta vez, queremos mostrarte todas las ventajas por ser pensionista por incapacidad permanente total y resto de incapacidades en 2024. Y es que, ser pensionista por incapacidad permanente conlleva una serie de beneficios significativos que pueden mejorar la calidad de vida de quienes se encuentran en esta situación. Además del apoyo económico que proporciona la pensión mensual, existen otras ventajas importantes que pueden ser de gran ayuda para los pensionistas.

Todas las ventajas por ser pensionista por incapacidad permanente con base económica

La principal ventaja de ser titular de una incapacidad permanente es la percepción de una pensión mensual. Esta pensión se calcula en función de la base reguladora del trabajador y el grado de incapacidad concedido. Dependiendo del grado de incapacidad, se aplica un porcentaje específico a la base reguladora para determinar el importe de la prestación.

• Incapacidad permanente total: Se percibe el 55% de la base reguladora.

• Incapacidad permanente absoluta: Se reciben beneficios económicos equivalentes al 100% de la base reguladora.

• Incapacidad parcial: Se otorga una indemnización única equivalente a 24 mensualidades de la base reguladora.

• Gran invalidez: Se recibe el 100% de la base reguladora más un complemento económico.

Además, es importante tener en cuenta que las incapacidades laborales por enfermedad común o accidente no laboral se abonan en 14 pagas, mientras que, en caso de accidente de trabajo o enfermedad profesional, las pagas extraordinarias están prorrateadas, y solo se reciben 12.

Descuentos en el pago de la incapacidad permanente total

En el caso de la incapacidad permanente total, se aplica un descuento en el pago en concepto de Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). Sin embargo, los beneficiarios de incapacidad permanente absoluta no sufren descuentos por IRPF, ya que reciben los beneficios íntegros.

Ventajas laborales de la incapacidad permanente

Otra ventaja importante de ser pensionista por incapacidad permanente es la posibilidad de trabajar bajo ciertas condiciones, dependiendo del grado de incapacidad reconocido.

• Incapacidad permanente parcial: Se permite continuar en la misma actividad laboral o realizar cualquier otra ocupación.

• Incapacidad permanente total: Se puede trabajar en profesiones diferentes a la ‘profesión habitual’.

• Incapacidad permanente absoluta: Se pueden desempeñar empleos muy adaptados a la situación del pensionista.

• Gran invalidez: Se aplican las mismas reglas que en la incapacidad absoluta, con una supervisión más exhaustiva por parte del INSS.

Es importante comunicar a la Seguridad Social cualquier actividad laboral para garantizar la compatibilidad con las limitaciones de la incapacidad.

Ventajas de acceso a tratamientos farmacéutico

Los pensionistas por incapacidad permanente pueden obtener medicamentos con receta de forma gratuita en las farmacias si sus rentas están por debajo de ciertos umbrales establecidos. Esta ventaja es especialmente útil dado que las personas con incapacidades pueden requerir tratamientos de larga duración.

Beneficios sociales y fiscales

Aunque los beneficios sociales y fiscales son más limitados que en el caso de un certificado de discapacidad del 33%, los pensionistas por incapacidad permanente tienen derecho a la no discriminación, igualdad de oportunidades, accesibilidad en edificios y entornos, entre otros.

En resumen, ser pensionista por incapacidad permanente ofrece beneficios significativos, principalmente en términos económicos y de acceso a tratamientos médicos. Aunque no se equipara completamente a un certificado de discapacidad del 33% en términos de descuentos y beneficios sociales, sigue siendo una red de seguridad importante para quienes se encuentran en esta situación. Es fundamental estar informado sobre todos los beneficios y posibilidades disponibles para aprovechar al máximo el apoyo disponible.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba