Si eres beneficiario de una incapacidad permanente, puedes perder la pensión y cobrar esta ayuda

El Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) ha anunciado su decisión de mantener el subsidio destinado a aquellos individuos que han perdido la incapacidad permanente y solicitan una revisión de su situación.

Esta medida representa un esfuerzo por proporcionar un respaldo financiero a los pensionistas que, al encontrarse desempleados, se ven enfrentados a la pérdida de su pensión debido a la mejora en su condición de salud, según la evaluación realizada por el Equipo de Valoración de Incapacidades.

La incapacidad permanente total concede a sus beneficiarios la posibilidad de compatibilizarla con un empleo. No obstante, la complejidad emerge cuando, debido a una mejora en la enfermedad o lesión, el Equipo de Valoración de Incapacidades determina que la persona puede reincorporarse al 100% en el mercado laboral.

En estos casos, si no han cotizado lo suficiente para acceder a la prestación contributiva por desempleo y discrepan con la decisión del tribunal médico, los afectados pueden solicitar un subsidio de duración determinada mientras llevan a cabo el proceso de reclamación ante la Seguridad Social.

Ayuda de 480 euros por la pérdida de la incapacidad permanente

Es fundamental tener en cuenta que esta ayuda mensual, establecida en 480 euros, se dirige exclusivamente a los pensionistas que han sido declarados plenamente capaces por el Equipo de Valoración de Incapacidades, especialmente a aquellos que reciben la incapacidad parcial derivada de la mejora de las modalidades, ya sea total, absoluta o de Gran Invalidez.

Para acceder al subsidio por revisión de incapacidad permanente, los pensionistas desempleados deben cumplir con varios requisitos establecidos por el SEPE.

  • En primer lugar, deben encontrarse en situación de desempleo o en una situación legal de desempleo y haber sido declarados plenamente capaces para su profesión habitual por el EVI.
  • Además, es necesario estar registrado como demandante de empleo durante todo el proceso y comprometerse a mantener una búsqueda activa de trabajo.
  • Se debe demostrar una carencia de rentas mensuales. A lo largo del periodo de percepción del subsidio, los ingresos mensuales no deben superar el 75% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), equivalente a 850,50 euros.

Cuánto dura la ayuda del SEPE

En cuanto a la duración de este subsidio por revisión de incapacidad permanente, inicialmente es de seis meses, con la posibilidad de prorrogarse hasta un total de 18 meses, siempre y cuando el beneficiario continúe cumpliendo con los requisitos y no haya ninguna incompatibilidad.

La renovación del subsidio debe realizarse cada seis meses, presentando la solicitud de renovación entre el día siguiente al agotamiento del periodo semestral y los 15 días siguientes al vencimiento del periodo de pago de la última mensualidad, según la información proporcionada por el organismo. Este proceso permite mantener el apoyo financiero mientras persistan las condiciones que dieron lugar a la concesión del subsidio.

Por tanto, el SEPE se embarca en la misión de ofrecer una red de seguridad económica a aquellos pensionistas que, tras perder la incapacidad permanente, se ven afectados por la dualidad del desempleo y la revisión de su estado de salud.

Este enfoque busca garantizar que quienes se enfrentan a esta difícil situación cuenten con un respaldo económico que les permita hacer frente a los desafíos económicos derivados de la pérdida de la incapacidad permanente y la necesidad de reincorporarse al mercado laboral. Este respaldo se convierte en un componente crucial para mantener la estabilidad financiera y social de los afectados mientras buscan superar los obstáculos asociados con esta compleja coyuntura.