Consumo

Si compraste este aceite de oliva, tíralo de inmediato: han ordenado su retirada de todos los supermercados

En un duro golpe contra la falsificación y adulteración del aceite de oliva, las autoridades españolas, en cooperación con los Carabinieri italianos y Europol, llevaron a cabo la Operación “Omegabad”, que desmanteló una red dedicada a la distribución internacional de este producto falsificado. La gravedad de la situación obligó a ordenar de inmediato la retirada de estos productos de todos los supermercados en España por sus posibles efectos adversos para la salud de los consumidores.

Huelga contra la falsificación del aceite de oliva

La operación se saldó con la detención de once personas vinculadas a esta organización, que operaba en dos filiales, tanto en España como en Italia. La red se especializaba en la adulteración del aceite de oliva, incluso mezclándolo con variedades no aptas para el consumo humano.

Ocho registros llevados a cabo por la Guardia Civil del Seprona en cooperativas de Ciudad Real, Jaén y Córdoba fueron cruciales para desvelar la complejidad de esta red internacional, que culminó con la incautación de 16 cisternas de aceite y más de 5.200 litros de aceite de oliva adulterado. listo para la venta al publico. Además, se incautó una importante cantidad superior a los 91.000 euros en efectivo y cuatro vehículos de alta gama conectados a la red.

Prácticas engañosas que han sido expuestas

La red desmantelada operaba en España a través de una empresa vinculada al proceso de obtención de aceites de menor calidad. Al cambiar de forma fraudulenta la categorización de aceites turbios a lampantes, consiguieron transformarlos en aceite de oliva virgen y virgen extra. El proceso también implicó la falsificación de documentación para comercializarla sin levantar sospechas.

Este aceite turbio, que es un subproducto del aceite de oliva, se mezcló con un aceite de mayor calidad para cumplir con los estándares de grasa y eritrodiol necesarios para su comercialización, y los productos no pudieron ser rastreados porque los aceites de oliva de su empresa no estaban registrados. La operación descubrió una serie de prácticas engañosas que afectan directamente a la seguridad alimentaria y la confianza de los consumidores.

Aviso al consumidor: se ordena una retirada inmediata de este aceite adulterado.

La gravedad de la situación llevó a las autoridades a lanzar un aviso a los consumidores y ordenar la retirada inmediata de estos productos de todos los supermercados de España. La adulteración del aceite de oliva, que ha implicado mezclas con aceites no aptos para el consumo humano, supone un grave riesgo para la salud pública.

Como se señaló en investigaciones anteriores, el aceite de lampante que resulta de estas prácticas no puede ser ingerido. Proviene de restos de productos refinados y su uso tradicional era como combustible vegetal, por lo que la adulteración que se ha producido en él lo convierte en un producto inseguro para el consumo humano.

Compromiso internacional con la seguridad alimentaria

La acción coordinada entre las autoridades españolas e italianas, apoyadas por Europol, pone de relieve la importancia de la cooperación internacional en la lucha contra prácticas fraudulentas que pueden afectar a la salud de las personas. La retirada inmediata de estos productos falsificados de los supermercados refleja el compromiso de las autoridades de garantizar la seguridad alimentaria y proteger la confianza de los consumidores.

La Operación Omegabad destacó la necesidad continua de supervisión y transparencia en la industria alimentaria. Los consumidores deben ser conscientes de los riesgos asociados con la adulteración de productos como el aceite de oliva y, a medida que las autoridades intensifican sus esfuerzos para combatir estas prácticas, tenemos claro que la cooperación internacional es necesaria para garantizar la seguridad y autenticidad del producto. Compramos en tiendas.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba