Economía

Paga extra de las pensiones en enero de 2024: confirmado por la Seguridad Social

En el horizonte de las pensiones en España, el año 2024 supone cambios significativos que tendrán un impacto directo en el bolsillo de los pensionistas. Una de las novedades más destacables es la eliminación del conocido “pago de enero”, un pago extra que tradicionalmente han recibido los jubilados para compensar la pérdida de poder adquisitivo que se produce cuando sube el Índice de Precios al Consumo (IPC). Este cambio, confirmado por la Seguridad Social, se enmarca en una serie de ajustes y revalorizaciones, que se contemplan en el borrador de los Presupuestos Generales del Estado (PGE).

Adiós ‘comida de enero’: un cambio que afecta a millones de pensionistas

El “pago perezoso”, esa pequeña inyección de recursos adicionales que recibieron los pensionados a principios de año, ya no será parte del panorama a partir de 2024. Se aplicó por última vez en enero de 2022, y desde entonces el Cambio de Política de Valorización de Pensiones ha marcó una nueva dirección.

El objetivo de este pago extraordinario era compensar la diferencia entre el aumento anual promedio real del Índice de Precios al Consumidor (IPC) y las previsiones del gobierno. Sin embargo, a partir de 2023 los pensionados dejarán de recibir la paguilla debido a los aumentos directos de las pensiones en función del crecimiento del IPC entre diciembre de 2021 y noviembre de 2022.

Revalorización de las pensiones, ajuste necesario

Un cambio fundamental en las pensiones, incorporado en el proyecto de PGE, es la revalorización según la ley actual. Esta ley exige el ajuste del monto de las pensiones de acuerdo con la inflación promedio de los últimos doce meses. Gracias a este nuevo planteamiento, el “pago de enero” ya no se considera necesario, lo que supone un hito en la forma de calcular y ajustar las pensiones en España.

Este ajuste tendrá un impacto significativo en aproximadamente 9 millones de pensionados y un total de 10 millones de pensiones, teniendo en cuenta que aproximadamente el 10% de los pensionados reciben dos pensiones. Aunque se mantendrán las 14 pagas anuales, la “paguilla” se perderá como consecuencia del ajuste directo del IPC.

Una mejora significativa con un aumento del 8,5%

Se espera un aumento sustancial de las pensiones el próximo año, estimado en alrededor del 8,5%. Esta mejora afectará tanto a las pensiones contributivas como a las no contributivas, aumentando así el nivel de ingresos de los pensionistas. En concreto, la pensión media en España, que en septiembre era de 1.256 euros mensuales, podría subir hasta los 1.363 euros con este incremento.

En el caso de las pensiones no contributivas, fijadas en 5.899,6 euros anuales en 2022, lo que corresponde a 421,4 euros mensuales en 14 pagas, se estima que verán un aumento significativo. Con un aumento previsto del 8,5%, estas pensiones ascenderían a 6.041 euros al año, es decir, 457,21 euros al mes.

Es importante señalar que a partir de julio de 2022 existe un aumento temporal válido hasta el 31 de diciembre de 2022 que aumenta el monto de las pensiones no contributivas en un 15%. Durante este periodo, la cuantía mensual aumentó de 421,4 euros a 484,5 euros, y aunque esta medida es temporal, contribuyó a mejorar los ingresos de los beneficiarios.

El fin de los “sueldos de enero” marca un cambio significativo en la forma de ajustar las pensiones en España, ofreciendo a los pensionistas una revalorización directa que se adapta a la realidad económica. La eliminación de esta práctica, junto con el aumento proyectado del 8,5%, refleja el compromiso del gobierno con el bienestar financiero de los jubilados y señala una nueva era en la política de seguridad social en el país.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba