Consumo

Se acabaron las estufas de pellets: estas alternativas son mejores y más baratas

Con el aumento del coste de la electricidad, los precios cada vez mayores del gas y el diésel y sin signos de desaceleración a corto plazo, los sistemas de calefacción tradicionales, como las estufas de leña o las modernas estufas de pellets, han ganado popularidad desde finales del verano de 2022. hasta principios de otoño.

La creciente demanda ha provocado que el precio de las materias primas suba, por lo que el uso de estufas de pellets ya no resulta tan económico como en años anteriores. La situación ha cambiado a lo largo de 2023, y con el invierno detrás de la puerta y unos precios más bajos que el año pasado, la posibilidad de utilizar estufas de pellets vuelve a llamar la atención de muchos consumidores que buscan sistemas de calefacción eficientes y asequibles.

Fluctuaciones del precio del pellet en 2022-2023

El precio del pellet experimentó un incremento vertiginoso en los últimos meses del verano de 2022, alcanzando un incremento medio del 67% en tan solo un año. Esto ha incrementado el coste del kilo de pellet desde menos de 0,30€ en 2021 a más de 0,50€ en muchas comunidades autónomas de España. El impacto se sintió directamente en los usuarios, ya que un saco de 15 kilogramos, la capacidad habitual de este combustible, cuesta alrededor de 8 euros, frente a poco más de 4 euros, según la Asociación Española de la Biomasa (AVEBIOM). 0,5 euros a partir de 2021.

Sin embargo, a partir de enero de 2023, tras el final de la temporada de invierno, los precios de los pellets en fábrica en toda Europa comenzaron a descender de forma gradual pero constante. Esto ha ayudado a estabilizar los precios, aunque siguen siendo más altos que hace dos años. Por ejemplo, según AVEBIOM, un saco de 15 kilos tiene un precio medio de unos 6,33 euros desde finales del verano de 2023, lo que corresponde a 0,422 euros el kilo. Esto supone unos costes de entre 0,422 y 0,844 euros por hora, casi el doble que hace dos años.

Alternativas más económicas en la estufa, excepto pellets

Bomba de calor

La bomba de calor se posiciona como una de las tecnologías más eficientes y rápidas para calentar viviendas de forma sencilla. La Unión Europea la prefiere a las calderas de combustibles fósiles como el gas y el diésel. Presente tanto en aparatos de aerotermia como en aparatos de aire acondicionado fijos y portátiles, la bomba de calor ofrece eficiencia generando frío en verano y calor en invierno.

Estos dispositivos son altamente eficientes, proporcionando 4 kWh de calor por cada 1 kWh de electricidad consumida (relación de eficiencia 4:1). A pesar del elevado coste de la electricidad, ofrecen unos costes moderados de unos 455 euros al año. Sin embargo, presentan desventajas como la necesidad de unidades exteriores, que no siempre son posibles, y la elevada inversión inicial de los sistemas de aerotermia aire-agua.

Caldera de condensación de gas y diésel.

Las calderas de gas son una opción habitual en España, son eficientes con una eficiencia de hasta el 110% y un coste anual estimado en unos 683€. Aunque eficientes, requieren gas canalizado y tienen costos de instalación más altos que otras alternativas.

Las calderas de gasoil, aunque en declive, son una opción para viviendas aisladas y sin acceso a gas natural. Aunque son duraderas y se calientan rápidamente, tienden a ser más contaminantes, requieren grandes depósitos de almacenamiento de combustible y su precio ha aumentado significativamente en los últimos años, costando alrededor de 816 euros al año para una casa típica de 90 m².

A medida que el campo de la calefacción continúa evolucionando, los consumidores buscan soluciones más económicas y eficientes que se adapten a sus necesidades y presupuestos. La decisión entre estufas de pellets y alternativas más modernas dependerá de factores como la disponibilidad de suministro, los costes iniciales y el impacto medioambiental. La búsqueda de sistemas de calefacción más sostenibles y asequibles sigue siendo un desafío para muchos, pero con una variedad de opciones, se está allanando el camino hacia un invierno más cálido y económico.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba