Pensión

Las personas mayores de 62 años recibirán esta pensión

La jubilación anticipada, un camino elegido por algunos trabajadores para disfrutar antes de su pensión, conlleva ciertas penalizaciones que impactan directamente en la cuantía de los beneficios jubilatorios.

Enfocándonos en este año 2024, aquellos que opten por adelantar su jubilación a los 62 años se enfrentarán a coeficientes reductores que determinarán la disminución de su pensión.

Existen dos tipos de jubilación anticipada reconocidos por la Seguridad Social: la voluntaria, que se realiza por elección del trabajador, y la involuntaria, que ocurre debido a situaciones ajenas a su voluntad, como prejubilaciones o despidos colectivos. La primera permite solicitar la jubilación hasta 24 meses (dos años) antes de la edad legal, mientras que la segunda amplía este margen hasta 48 meses (cuatro años) antes de la edad legal.

Pensión de jubilación a los 62 años

En España, la edad ordinaria de jubilación legal se establece en 66 años y 6 meses para aquellos con menos de 38 años cotizados, y a los 65 años para aquellos con 38 años o más de cotización. En este año 2024, la edad mínima de jubilación anticipada voluntaria se sitúa en los 66 años y seis meses o 63 años, dependiendo de la cantidad de años cotizados. En el caso de la jubilación anticipada involuntaria, se puede acceder a partir de los 62 años y seis meses, y a los 61 años si se cuenta con 38 años cotizados o más.

La penalización por adelantar la jubilación varía según la modalidad y los años de cotización. En el caso de la jubilación anticipada voluntaria, los recortes oscilan entre el 21% y el 3,26%, dependiendo de la cantidad de años cotizados y la anticipación de la jubilación. Por ejemplo, para aquellos con menos de 38 años y seis meses cotizados, el recorte es del 21% si se jubilan dos años antes y del 3,26% si es un mes antes.

En la jubilación anticipada involuntaria, las penalizaciones son más severas y pueden alcanzar hasta el 30%. Para los mismos periodos de anticipación, los recortes varían entre el 30% y el 5,50%, nuevamente dependiendo de los años de cotización. Por ejemplo, para aquellos con menos de 38 años y seis meses cotizados, el recorte es del 30% si la jubilación se produce cuatro años antes, y del 5,50% si es un año antes.

Es importante destacar que estos recortes también afectan las pagas extras de verano y Navidad, impactando significativamente en los ingresos mensuales del jubilado anticipado. Usando el ejemplo de un trabajador con 40 años cotizados y una pensión calculada en 1.600 euros. Si solicita la jubilación anticipada voluntaria un año antes de la edad legal, se le aplicará un recorte del 5,50%, resultando en una pensión mensual de 1.512 euros, lo que representa una reducción de 88 euros mensuales.

Adicionalmente, si la pensión calculada después de aplicar los coeficientes reductores supera la pensión máxima establecida para 2024 (44.450,56 euros anuales o 3.175,04 euros mensuales en 14 pagas), se aplicará un nuevo coeficiente reductor sobre dicho tope. Este ajuste implica una reducción del 0,5% por cada trimestre de anticipación respecto a la edad ordinaria, con reducciones escalonadas según el periodo de adelanto.

Por tanto, la jubilación anticipada a los 62 años en 2024 implica una cuidadosa consideración de los coeficientes reductores que afectarán directamente la pensión mensual del trabajador, influyendo en la planificación financiera y en la calidad de vida durante la jubilación.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba