Economía

Las pensiones por discapacidad cambian en 2024. Esta es la tabla de enfermedades que te darán acceso a la prestación

A principios de 2024 se han producido en España cambios significativos en las pensiones de invalidez y enfermedad que permiten acceder a su retirada. El Instituto Nacional de la Seguridad Social ha establecido directrices más claras para aquellos ciudadanos que se ven impedidos de realizar regularmente sus tareas laborales a causa de dichas lesiones o enfermedades. La enmienda busca precisar los problemas de salud que pueden derivar en el derecho a una pensión de incapacidad permanente.

Los tipos de incapacidades que considera la Seguridad Social

El Instituto Nacional de la Seguridad Social considera cuatro grados de incapacidad permanente: parcial, total, absoluta o gran invalidez. Cada categoría está relacionada con el tipo de discapacidad que afecta a una persona y determina su capacidad para trabajar. Desde poder continuar en tu trabajo habitual hasta quedar excluido de cualquier profesión u oficio, la Seguridad Social evalúa minuciosamente cada caso.

El proceso de valoración recae en el Equipo de Valoración de Invalidez, también conocido como “Tribunal Médico”, tal y como establece el Real Decreto 1300/1995. Este tribunal médico es el encargado de analizar la situación de cada solicitante y determinar el grado de invalidez adecuado.

Enfermedades que permiten el acceso a la pensión de invalidez

Aunque no existe una lista específica de condiciones médicas creadas por el Seguro Social, el despacho de abogados Fidelitis ha elaborado una tabla que destaca las enfermedades por las que se puede conceder la incapacidad. Es importante señalar que esta tabla es indicativa y que sigue siendo necesario un proceso de evaluación médica para determinar la elegibilidad para la pensión. Algunas de las enfermedades cubiertas incluyen:

  • Agorafobia
  • Alzheimer
  • Artritis reumatoide
  • Aniridia
  • Ataxia
  • artrosis cervical
  • Cáncer
  • Enfermedad isquémica del corazón
  • Condromalacia rotuliana
  • Diabetes
  • distimia
  • distrofia de conos
  • enfermedad de behçet
  • Enfermedad del higado
  • Epilepsia
  • EPOC
  • Esclerosis múltiple
  • Espondiloartritis anquilosante
  • Espondilosis degenerativa
  • Esquizofrenia
  • fibromialgia
  • Fibrosis quística
  • disco prolapsado
  • Lesión de la médula espinal
  • Dolor lumbar crónico
  • Lupus
  • maculopatía
  • Alta miopía
  • Bipolaridad
  • Narcolepsia
  • Neuropatía
  • Parkinson
  • pospolio
  • Rizartrosis
  • síndrome de Marfan
  • síndrome de meniere
  • Síndrome de Tourette
  • síndrome subacromial
  • síndrome de sudeck
  • Stargardt

Estas condiciones médicas cubren una amplia gama de enfermedades, desde trastornos mentales hasta enfermedades neurodegenerativas y condiciones médicas crónicas. La inclusión de estas enfermedades en el cuadro refleja el reconocimiento de la variedad de condiciones de salud que pueden afectar la capacidad de una persona para realizar su trabajo con regularidad.

Un sistema adaptado a cualquier circunstancia

Estos cambios en las pensiones de invalidez representan un paso importante hacia la transparencia y la equidad en el sistema de seguridad social. Proporcionar orientación más específica sobre las enfermedades que pueden dar lugar a una pensión permite a los ciudadanos comprender mejor sus derechos y facilita el proceso de solicitud.

Es necesario resaltar que, a pesar de la existencia de este cuadro, cada caso será valorado individualmente por el tribunal médico, determinando el grado en que la persona padece determinados trastornos o lesiones, pues si bien puede verse afectado por algunos de ellos, si no están incapacitados para incorporarse al mercado laboral, no se les concederá ninguna pensión.

Este enfoque personalizado garantiza que se tengan en cuenta las circunstancias específicas de cada reclamante, permitiendo una toma de decisiones justa y equitativa y adaptando el sistema a la persona y no la persona al sistema, porque aunque en determinados casos no se podrá Para acceder a la pensión, en algunos casos podrás optar a ayudas o complementos por alguna de estas enfermedades, pero en menor medida.

En conclusión, el nuevo cuadro de enfermedades relacionadas con las pensiones de invalidez ofrece mayor transparencia y orientación a quienes enfrentan problemas de salud que afectan su capacidad para trabajar. La empresa está avanzando hacia una comprensión más profunda y empática de las diferentes condiciones de salud y está trabajando para garantizar que quienes lo necesitan reciban la atención y el apoyo adecuados.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba