Economía

La Seguridad Social informa del nuevo extra que puedes cobrar con el Ingreso Mínimo Vital: 115 euros

Desde su introducción en 2020, el Ingreso Mínimo Vital (LMI) ha sido una herramienta clave en la estrategia del gobierno para luchar contra la pobreza y la desigualdad. Diseñado para proporcionar un colchón financiero a quienes se encuentran en situaciones financieras vulnerables, IMV ha sido un salvavidas para muchas familias. A pesar de su impacto positivo, hay casos en los que estos ingresos no cubren totalmente las necesidades básicas de las familias, especialmente de aquellas con hijos a cargo. En este contexto, se crea un complemento a las ayudas infantiles, una mejora del IMV establecido por la ley 19/2021, de 20 de diciembre.

Entendiendo la prestación por hijos al ingreso mínimo vital

El Suplemento de Prestación por Hijos, detallado en el sitio web de la Revista de la Seguridad Social, se promociona como una mejora clave del salario mínimo vital destinada a luchar contra la pobreza infantil. Este complemento, que se aporta junto con el IMV, está destinado a cubrir las necesidades básicas de vida de las unidades familiares que cuentan con uno o más menores. El importe de esta ayuda extraordinaria varía en función de la edad de los hijos y se divide en tres tramos, actualizados para 2023:

  • Niños menores de tres años: 115 EUR.
  • Niños mayores de tres años y menores de seis: 80,50 euros.
  • Personas mayores de seis años y menores de 18 años: 57,50 euros.

Si bien esto puede no parecer mucho dinero, estas cantidades representan un aumento con respecto a años anteriores.

¿Quién puede solicitar el subsidio por hijo?

Es necesario cumplir determinados requisitos para poder acceder al Suplemento por Ingreso Mínimo Vital por Hijo. Estos requisitos están vinculados a límites máximos de ingresos elegibles, patrimonio neto y prueba de activos. La unidad de convivencia no podrá superar el 300% del límite fijado para el cálculo de la renta garantizada. El patrimonio neto no puede exceder el 150% de los límites establecidos para el IMV y los solicitantes deben cumplir la prueba patrimonial sin exceder seis veces los ingresos garantizados del adulto o un incremento equivalente.

La solicitud de este complemento se presenta ante el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS). Si se cumplen todas las condiciones para obtener el ingreso mínimo vital, el complemento se concede automáticamente junto con la prestación correspondiente. Si sólo tienes derecho a un complemento y no a la totalidad de la prestación, deberás presentar una solicitud específica de ingreso mínimo vital.

Cómo un ingreso mínimo vital ayuda a las personas

  • Prevención de la amenaza de la pobreza. El IMV funciona como una red de seguridad financiera para prevenir el riesgo de pobreza y exclusión social. Proporciona el apoyo económico necesario para cubrir las necesidades básicas de las personas y sus familias.
  • Garantía de ingresos mínimos. Establece un nivel de ingresos mínimo para las unidades de convivencia y garantiza que tengan recursos suficientes para cubrir gastos básicos como alimentación, vivienda y servicios básicos.
  • Apoyo a familias con niños. El complemento nutricional, que forma parte del IMV, ofrece apoyo económico adicional a familias con hijos a cargo. Las cuantías varían en función de la edad de los hijos y están destinadas a cubrir los costes asociados a su crianza.
  • Reducir las desigualdades. Contribuye a la reducción de las desigualdades económicas proporcionando un ingreso mínimo a quienes se encuentran en una situación económica más precaria, promoviendo así una distribución más justa de los recursos.
  • Mejora de las condiciones de vida. Al garantizar un nivel de ingresos mínimo, el IMV ayuda a mejorar las condiciones de vida de las personas y les da acceso a servicios básicos, educación y sanidad.
  • Motivación para buscar trabajo. Al proporcionar un colchón financiero, el IMV puede actuar como incentivo para que las personas busquen empleo y mejoren su situación económica a largo plazo.
  • Apoyo en crisis y emergencias. IMV también puede ser esencial en momentos de crisis económicas, desastres naturales o emergencias, brindando estabilidad financiera a quienes más lo necesitan.

Con todo ello, se puede concluir que el complemento al ingreso mínimo vital por hijo representa un apoyo necesario para las familias en situación de vulnerabilidad económica con hijos a cargo. Estas cuantías adicionales buscan garantizar un apoyo económico más sólido y correspondiente a las necesidades específicas de los niños, contribuyendo así a la prevención de la pobreza infantil en España.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba