Economía

Jubilarse a partir de los 50 años en España: la Seguridad Social ya cuenta con ello

¿Es posible jubilarse a partir de los 50 años en España? Así es. La Seguridad Social ofrece la posibilidad de acceder a la jubilación anticipada en ciertos casos específicos, conforme a lo dispuesto por la ley. Este privilegio se extiende a profesiones que, por su naturaleza peligrosa o insalubre, permiten el retiro anticipado sin reducciones en la cuantía de la pensión. Es decir, no es para todos.

La jubilación anticipada hoy

Los trabajadores que consideran la opción de la jubilación anticipada voluntaria deben realizar un análisis financiero detallado para determinar si es económicamente viable dejar definitivamente la empresa. En este contexto, tienen la opción de retirarse hasta dos años antes de alcanzar la edad legal ordinaria de jubilación. Por ejemplo, en el año 2024, esta edad se fija en los 66 años y 6 meses para aquellos con menos de 38 años cotizados, mientras que para aquellos con 38 o más años cotizados, la edad de jubilación se reduce a los 65 años.

Jubilarse a partir de los 50 años en España: la Seguridad Social ya cuenta con ello

Más allá de los plazos ordinarios establecidos por la ley, la Seguridad Social contempla la posibilidad de un adelanto prematuro de la jubilación a partir de los 55 años en circunstancias específicas, e incluso a partir de los 52 años en algunos casos excepcionales. Estas excepciones se aplican a grupos o actividades profesionales que implican trabajos particularmente penosos, peligrosos, tóxicos o insalubres, con elevados índices de morbilidad o mortalidad.

Entre los colectivos beneficiados se encuentran los mineros, el personal de vuelo, los trabajadores del mar, los empleados ferroviarios, los artistas, los profesionales taurinos, los bomberos y los policías locales, entre otros. Estos trabajadores tienen la posibilidad de jubilarse anticipadamente a partir de los 50 años, incluso manteniendo el 100% de su pensión.

Por ejemplo, los trabajadores del Estatuto Minero pueden jubilarse a los 52 años, según lo establecido por el Real Decreto-ley 2366/1984. De manera similar, los empleados ferroviarios pueden adelantar su jubilación hasta 10 años, lo que les permite retirarse a los 55 años.

Medidas contra la protección social

Además, se han implementado otras disposiciones para garantizar una mayor protección social. Por ejemplo, aquellos mayores de 55 años que no cuenten con ingresos por trabajo o desempleo y ya perciban una pensión por incapacidad permanente total pueden solicitar un aumento del 20% en su pensión. Este tipo de medidas reconocen las necesidades específicas de ciertos grupos de trabajadores y garantizan un retiro digno y seguro.

Por otra parte, con el objetivo de mejorar el acceso a la jubilación anticipada para personas con discapacidad superior al 45%, se han reducido los años de cotización exigidos y se han establecido edades mínimas de jubilación más tempranas para este colectivo. Por ejemplo, aquellos con una discapacidad igual o superior al 65% podrían jubilarse a partir de los 52 años.

Todo ello, asegura que Seguridad Social contemple una variedad de casos en los que se permite la jubilación anticipada, reconociendo las particularidades y necesidades de distintos grupos de trabajadores. Estas medidas aseguran un adecuado bienestar económico y social para aquellos que han dedicado su vida laboral a actividades que implican riesgos especiales o condiciones adversas. Desde la Grada Online, te seguiremos manteniéndote informado de novedades al respecto.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba