Pensión

Hacienda anuncia cambios en el IRPF a los pensionistas en 2024

Hacienda ha anunciado una actualización significativa que promete aliviar la carga fiscal de numerosos pensionistas en España. A partir de 2024, un conjunto específico de pensionistas se beneficiará de una exención en el pago del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), un cambio que sin duda repercutirá positivamente en su economía personal.

En España, más de 10 millones de pensionistas que reciben pensiones contributivas de la Seguridad Social están sujetos a tributación bajo el IRPF, al igual que los trabajadores activos. Sin embargo, existen ciertas excepciones que la Hacienda Pública ha delineado, las cuales eximen a ciertos colectivos de esta obligación fiscal.

De acuerdo con la legislación vigente, y más específicamente el artículo 7 de la Ley 35/2006 publicada en el BOE, solo un grupo minoritario de pensionistas está exento de pagar IRPF. Estas exenciones también se aplican a otras prestaciones, y se dirigen principalmente a colectivos vulnerables o protegidos por ley. Para los años 2023 y 2024, estos grupos no tendrán que preocuparse por el IRPF.

Pensiones no sujetas al IRPF

Entre las pensiones que no estarán sujetas al IRPF se encuentran las contributivas por incapacidad permanente absoluta o gran invalidez reconocidas por la Seguridad Social o mutuas laborales. Estas pensiones tienen un límite máximo exento de tributación y se transformarán en pensiones de jubilación cuando el beneficiario alcance los 65 años.

Las pensiones por incapacidad permanente o invalidez, que forman parte del Régimen de Clases Pasivas y que inhabilitan completamente al beneficiario para cualquier profesión, también están exentas. Además, se incluyen las prestaciones por nacimiento y cuidado de menor, las prestaciones de cuidado del lactante, las prestaciones familiares no contributivas, las pensiones y haberes pasivos de orfandad y a favor de nietos y hermanos menores de 22 años o incapacitados para todo trabajo, así como las pensiones derivadas de medallas y condecoraciones por actos de terrorismo y las pensiones de jubilación que también deriven de actos de terrorismo.

Es importante que los beneficiarios estén atentos a su borrador de declaración de la Renta para asegurarse de que estas cantidades exentas no aparezcan erróneamente. La Agencia Tributaria advierte que solo están exentas las rentas expresamente calificadas como tales en la normativa del IRPF o en otra ley, y no se pueden aplicar exenciones fuera de los casos estipulados legalmente.

Este cambio representa un paso significativo hacia la protección económica de los pensionistas, especialmente aquellos en situaciones de vulnerabilidad. Con la llegada de 2024, se espera que esta medida brinde un respiro financiero a muchos, permitiéndoles disfrutar de una mayor tranquilidad en su retiro.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba