Pensión

Estos pensionistas van a cobrar menos el año que viene

El panorama de las pensiones para el próximo año 2024, plantea una realidad de la que poco se ha hablado para los pensionistas. A pesar de la perspectiva positiva de un aumento tanto en las pensiones contributivas como no contributivas, una sombra de incertidumbre y preocupación se cierne sobre aquellos que dependen de estos ingresos fijos.

Esta inquietud se alimenta principalmente por el efecto que las retenciones del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) tendrán en sus ingresos mensuales.

Aunque se anticipa un incremento en las pensiones, es crucial conocer que este aumento va de la mano con un incremento en las retenciones fiscales. Este vínculo entre el aumento en las pensiones y el incremento proporcional en las retenciones del IRPF puede traducirse en una reducción del ingreso neto para los beneficiarios de pensiones.

Tributación de los pensionistas

Las retenciones fiscales aplicadas varían dependiendo del monto total de la pensión percibida. Por ejemplo, las pensiones anuales inferiores a los 12.000 euros están sujetas a un modesto porcentaje de retención del 1%. Sin embargo, aquellas pensiones que superan los 30.000 euros anuales se enfrentan a un porcentaje de retención mucho más elevado, alcanzando hasta un 15.59%. Este incremento en las retenciones conlleva directamente a una disminución del ingreso disponible para aquellos que dependen de estos pagos.

No todos los pensionistas experimentarán esta reducción en sus ingresos mensuales, pero hay un grupo selecto que se verá directamente afectado por estos cambios. Aquellos pensionistas que cambien de tramo en el IRPF podrían experimentar una disminución en sus ingresos a partir del año 2024. Esto representa una contradicción con el propósito inicial del aumento en las pensiones, que busca evitar la pérdida de poder adquisitivo debido a la inflación y al incremento de precios. Esta situación no solo podría afectar su poder adquisitivo, sino también amplificar la brecha salarial en sus economías.

Es imperativo considerar que estos porcentajes de retención están condicionados por las circunstancias individuales de cada pensionista, y aquellos cuyos ingresos superen ciertos umbrales establecidos por la normativa fiscal están obligados a presentar una declaración.

La incertidumbre y la preocupación se ciernen sobre muchos pensionistas ante la llegada del nuevo año, ya que estas noticias no coinciden con las buenas expectativas que habían recibido anteriormente. Algunos grupos ya han alertado sobre este problema y están demandando soluciones por parte del Gobierno antes de que estos cambios se implementen.

Aumento adicional en el futuro

A pesar de esta situación inmediata, se espera un panorama futuro donde las pensiones podrían experimentar aumentos adicionales en los años venideros. La proyección apunta a superar el umbral de pobreza para los beneficiarios de pensiones hacia el año 2027, mediante aumentos graduales en los próximos ejercicios fiscales. Esta medida busca cerrar la brecha entre el nivel de las pensiones y el umbral de pobreza, mejorando así las condiciones económicas y financieras de quienes dependen de estas prestaciones en el país.

Aunque se anticipan incrementos en las pensiones, las retenciones del IRPF podrían mermar el monto neto percibido por los pensionistas. No obstante, se espera un crecimiento gradual en las pensiones con el propósito de abordar la brecha de pobreza, mejorando las condiciones financieras de quienes dependen de estas pensiones en el país a medida que avancen los años.

 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba