Este es lo que gana Hacienda todos los meses gracias a tu pensión

La temporada de la declaración de la renta se acerca, y es importante recordar que esto no solo afecta a los ingresos del año en curso, sino también a las retenciones del año anterior, y te afectará tanto si trabajas como si recibes una pensión. Al comenzar un nuevo año fiscal en enero, Hacienda establece nuevos tramos impositivos del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) para el año 2024.

Estos cambios no solo afectan a los trabajadores activos, sino también a los jubilados, ya que estas prestaciones se consideran “rendimientos del trabajo” a efectos fiscales. Por lo tanto, es necesario entender cuánto se retiene de la pensión cada mes y cuánto se puede recibir como jubilación.

Recientemente, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha señalado que estas retenciones afectan directamente a la declaración de la renta de los pensionistas. Al ser consideradas como rendimientos del trabajo, los jubilados están obligados a tributar cuando sus ingresos oscilan entre los 15.000 y los 22.000 euros anuales, dependiendo del número de pagadores que tengan. Es importante tener en cuenta que el rescate de un plan de pensiones se considera tener un pagador diferente al Estado, lo que puede afectar a la tributación.

Lo que Hacienda gana con tu pensión

Por lo tanto, aquellos jubilados que están exentos de presentar la declaración de la renta son aquellos cuyas retenciones de pensión no superan los 15.000 euros anuales. Sin embargo, según estipula el artículo 17 de la Ley del IRPF, el cálculo de la retención varía según los ingresos y la situación personal de cada pensionista y jubilado.

Con el comienzo de un nuevo año fiscal, se establecen nuevas tablas de retenciones del IRPF para las pensiones de jubilación en 2024. Estas tablas tienen como objetivo regular el porcentaje de impuestos a pagar en función de los ingresos percibidos.

Los tramos de retenciones para las pensiones de jubilación se dividen en varios segmentos. Aquellos jubilados cuyos ingresos no superen los 12.450 euros anuales serán gravados con un 19% sobre sus ingresos. A medida que los ingresos aumentan hasta llegar al rango entre 12.450 euros y 20.200 euros anuales, el porcentaje de impuestos aumenta al 24%, para luego aumentar al 30% para aquellos cuyos ingresos oscilen entre 20.200 euros y 35.200 euros al año.

Las pensiones que pagan más impuestos

Los jubilados con ingresos anuales entre 32.500 euros y 60.000 euros enfrentarán una retención del 37% de sus ingresos, mientras que aquellos cuyos ingresos estén entre 60.000 euros y 300.000 euros anuales estarán sujetos a un impuesto del 45%. Finalmente, aquellos con ingresos superiores a 300.000 euros al año se enfrentarán a una retención del 47% sobre su pensión de jubilación.

Estas tablas de retenciones brindan una guía clara para los jubilados sobre cuánto pueden esperar que se les retenga de sus pensiones mensuales, según sus ingresos anuales. Es esencial comprender estas regulaciones para poder planificar adecuadamente las finanzas personales y asegurarse de cumplir con las obligaciones fiscales correspondientes.

Además, dado que las circunstancias individuales pueden variar, siempre es recomendable consultar a un asesor fiscal para obtener orientación específica sobre la situación financiera personal y las implicaciones fiscales.