Consumo

El fin de las calderas de gas: esta es la fecha definitiva para su eliminación total

Las calderas que funcionan a través de gas y combustibles fósiles serán historia dentro de unos años. Este es el objetivo que se ha marcado la Unión Europea para 2040, planeando la eliminación total de estos sistemas de calefacción en toda la eurozona.

Para comenzar a reducir el consumo de gas en las calderas y de ser partícipe de estos sistemas de calefacción, lo primero que van a hacer los gobiernos es suprimir las ayudas que otorgan para la instalación de este tipo de sistemas desde el año 2025.

Y es que son ya muchos los países que miran hacia el futuro planteándose el tema de la energía en cuestiones de sostenibilidad y eficiencia y lo que se quiere es comenzar a fomentar la instalación de sistemas más eficientes y respetuosos con el medio ambiente.

Lo que se propone en lugar del gas

La tecnología para calentarnos que están queriendo fomentar los estados miembros en lugar del gas, como no es novedad, es la energía solar.

Sería ideal que todos los edificios contasen con la instalación suficiente como para abastecerse de energía solar en un futuro, pero lo que es una realidad es que hoy en día es prácticamente imposible implantar estos sistemas de energía inmediatamente y, por ello, la Unión Europea pone sobre la mesa unos tiempos que son manejables para poder llevar a cabo la transición energética. Y es que la mayoría de los hogares aún se calientan con calderas de gas, método de calefacción que ha sido instalado en las viviendas hasta ahora.

La propuesta es que los edificios lleguen a ser de cero emisiones. Esto quiere decir que los edificios de propiedad pública deberán tener cero emisiones a partir de enero de 2028. Para el resto de edificios se ha fijado la fecha del 1 de enero de 2030, cumpliendo con uno de los objetivos de la Agenda 2030.

Las excepciones a esta norma

Por supuesto que se tienen en cuenta algunos edificios históricos en los que instalar este tipo de sistemas de generación de energía a través de energía solar sea muy complejo o, incluso, imposible.

Es por ello que los edificios en los que esta instalación no sea viable como pueden ser algunos edificios residenciales y no residenciales, algunas construcciones históricas y casas de vacaciones, se verán exentos de estas obligaciones y podrán seguir utilizando gas.

Para el resto de construcciones, las medidas quedan claras. Nada de gas para el 2040. Por supuesto que serán los gobiernos de los estados de la eurozona los que se encarguen de garantizar que los edificios estén listos para poder comenzar a utilizar estos sistema de energía solar para la fecha.

La instalación de placas obligatoria: todas sus ventajas

Esto significa que la instalación de placas fotovoltaicas será de carácter obligatorio en edificios nuevos y en los edificios públicos y no residenciales existentes.

Esto se implementará de forma gradual a partir del año 2027 siempre y cuando sea viable y será cuando el gas comience a desaparecer y se vea sustituido por la energía solar.

Las ventajas de sustituir el gas y las calderas de gas por energía solar están claras: mayor eficiencia energética y, por supuesto, reducir la factura energética para muchas familias, empresas y edificios públicos. Y es que esto sería toda una revolución en cuanto al mundo tal y como lo vemos ahora, en el que las calderas de gas están aún a la orden del día.

Aprovechar la energía del sol para calentar nuestros hogares y generar la energía necesaria para realizar nuestras tareas del día a día, sería para los ciudadanos una alegría porque estarían contribuyendo con la sostenibilidad del planeta a la vez que ahorrando.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba