Economía

Diferencia entre pensión contributiva y no contributiva en 2024: nuevas cantidades confirmadas

Es fundamental entender las diferencias entre pensiones contributivas y no contributivas así como los montos actualizados para este año. Las pensiones, cuestión que toca el hilo de la seguridad económica en la fase de jubilación, presenta diversas vertientes en el escenario actual hasta 2024. La Seguridad Social ha confirmado importantes cambios y marcado pautas que afectarán a miles de ciudadanos en España.

Pensión contributiva: derecho que se gana con las cotizaciones

La pensión contributiva sigue siendo el pilar básico del sistema de bienestar social. Este subsidio está destinado a personas que hayan cumplido la edad legal de jubilación y hayan cotizado al sistema de seguridad social durante al menos 15 años. A diferencia de las pensiones no contributivas, las contributivas se consideran ingresos del trabajo, por lo que están sujetas a tributación.

Desde el punto de vista fiscal, los beneficiarios del seguro complementario de pensión normalmente deben presentar una declaración del impuesto sobre la renta. Sin embargo, están exentos de esta obligación tributaria los ciudadanos con rentas inferiores a 12.900 euros al año. Esta distinción establece una línea clara para quienes no superan ciertos niveles de ingresos y simplifica el proceso tributario para quienes entran en esta categoría.

Deducciones y ajustes en el seguro complementario de pensión

Las deducciones mensuales de jubilación son un aspecto clave del proceso fiscal. La Seguridad Social aplica automáticamente el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas a estas subvenciones. Estas deducciones no son uniformes y varían dependiendo de factores como el estado civil, el número de dependientes, el grado de invalidez y el monto de la pensión.

La capacidad de ajustar estas retenciones ofrece a los jubilados la flexibilidad de adaptar sus obligaciones tributarias a las circunstancias personales y las necesidades financieras. El proceso de modificación de la retención en origen sobre la renta de las personas físicas se puede acceder a través de la sede electrónica de la seguridad social. El ajuste se puede realizar para aumentar o disminuir la retención en origen.

¿Cómo se puede modificar la retención en origen sobre la renta de las personas físicas?

Ajustar la retención en origen sobre la renta de las personas físicas para el seguro complementario de pensión es un procedimiento sencillo. Los pensionistas pueden realizar el trámite a través de la central electrónica de la seguridad social sin necesidad de certificados digitales ni DNI electrónico.

  1. Acceso al formulario: El usuario podrá encontrar en el menú desplegable el correspondiente apartado titulado “Aumentar o dejar de aplicar el tipo voluntario a efectos de retención sobre la renta de las personas físicas”.
  2. Rellene el formulario: Los pensionados deberán rellenar en el formulario sus datos personales, número de teléfono, correo electrónico y dirección postal. Además, deberán manifestar si solicitan un aumento de la retención del IRPF o si quieren volver a los porcentajes anteriores.
  3. Envío y verificación: Finalmente, los jubilados envían una solicitud y verifican su identidad con un selfie y/o un código QR.

Diseñado para ser accesible y eficiente, este proceso brinda a los jubilados la capacidad de adaptar su retención del impuesto sobre la renta personal a sus necesidades y circunstancias.

Pensión no contributiva: garantizar la protección social

En cambio, las pensiones no contributivas son otro pilar del sistema de protección social. Estas pensiones están destinadas a personas en situación de vulnerabilidad, independientemente de sus aportaciones al sistema de seguridad social. No requieren un historial de contribuciones, pero están diseñados para proporcionar un nivel mínimo de ingresos a quienes se encuentran en situaciones financieras difíciles.

Nuevas cantidades confirmadas para 2024

La Seguridad Social ha confirmado las nuevas cuantías de las pensiones contributivas y no contributivas en 2024. Estas actualizaciones afectarán a miles de beneficiarios en España y son clave para entender las diferencias clave entre ambos tipos de pensiones.

La diferencia entre pensiones contributivas y no contributivas en 2024 sigue siendo una cuestión crucial en el ámbito de la seguridad económica y el bienestar social. Los cambios confirmados en el monto y la capacidad de ajustar la retención de impuestos personal ofrecen a los jubilados la flexibilidad necesaria para adaptarse a las cambiantes realidades económicas y personales. Estas medidas resaltan la importancia de un sistema de pensiones en evolución para abordar las necesidades cambiantes de la sociedad.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba