Confirmadas las retenciones por IRPF en el pago de las pensiones de marzo

Han quedado confirmadas las retenciones por IRPF en las pensiones de este mes. Y es que, no todo el mundo sabe que las retenciones por IRPF no se limitan exclusivamente a las nóminas como estamos acostumbrados a ver; también abarcan las pensiones de la Seguridad Social y las inversiones, entre otros ingresos. Este mecanismo es fundamental para que los contribuyentes adelanten a Hacienda una parte de lo que posteriormente deberán pagar en su declaración de la renta, garantizando así que la mayoría de los ciudadanos dispongan del dinero suficiente para cumplir con sus obligaciones fiscales y, al mismo tiempo, proporcionando al Estado un medio de financiación a coste cero. Una especie de “one to one” (con muchos detractores, claro está).

En el caso específico de las pensiones de la Seguridad Social, la Agencia Tributaria aplica un esquema particular de retenciones de IRPF. Estas retenciones son ajustadas en función de los ingresos del pensionista y reflejan un anticipo a cuenta del impuesto sobre la renta, donde las pensiones tributan como renta del trabajo.

Confirmadas las retenciones por IRPF de este mes de marzo

La tabla a continuación resume las retenciones de IRPF aplicables a las pensiones de jubilación y las de viudedad y orfandad para el mes de marzo de 2024. Te lo enseñamos de manera resumida para que o puedas ver, de un solo vistazo claro y conciso, de cómo afectan estos porcentajes a los diferentes tramos de ingresos:

Tramo de ingresos anuales Retención de IRPF para pensiones de jubilación Retención de IRPF para pensiones de viudedad y orfandad
Hasta 3.000 € 0,46% 7,75% (única)
3.001 € – 6.000 € 0,16% 7,75% (única)
6.001 € – 9.000 € 0,09% 7,75% (única)
9.001 € – 12.000 € 0,06% 7,75% (única)
Hasta 12.000 € 1% 7,75% (única)
12.001 € – 18.000 € 2,61% 7,75% (única)
18.001 € – 24.000 € 8,69% 7,75% (única)
24.001 € – 30.000 € 11,83% 7,75% (única)
A partir de 30.001 € 15,59% 7,75% (única)

Es importante destacar que, aunque la mayoría de las pensiones de la Seguridad Social están sujetas a retención por IRPF, existen ciertas pensiones y prestaciones que se consideran rentas exentas y, por tanto, no tributan en este impuesto. Entre estas se incluyen las pensiones por incapacidad permanente de las clases pasivas, las derivadas de actos de terrorismo, las prestaciones por incapacidad permanente absoluta o gran invalidez, y las anualidades por alimentos en favor de los hijos.

También es importante tener en cuenta que la percepción de una pensión se considera un ingreso del trabajo para fines del IRPF, lo que significa que la Seguridad Social actúa como un pagador más. ¿Qué quiere decir esto? Que, si una persona ha trabajado y, además, recibe una pensión, tendrá dos pagadores, situación que podría influir en la obligación de declarar. Para el año 2024, se ha anunciado un aumento del umbral a 15.000 euros para la obligación de declarar en casos de contar con dos o más pagadores y haber recibido más de 1.500 euros del segundo y sucesivos pagadores.

Ahora ya sabes mejor cómo las retenciones de IRPF afectan a las pensiones de la Seguridad Social, una manera de ayudar a los pensionistas a comprender mejor su situación fiscal y a planificar de manera más efectiva su economía personal.