Cambios en la incapacidad permanente. Esta es la nueva edad de jubilación

En el transcurso del año 2024, la edad de jubilación ha sido objeto de modificaciones que afectan directamente a las personas que perciben una pensión por incapacidad permanente, requiriendo de su comprensión para adaptarse a estos cambios.

El aumento de las pensiones durante este año conlleva ajustes tanto en la cantidad como en la edad de jubilación para aquellos trabajadores que reciben una pensión por incapacidad permanente. Este incremento, que varía entre el 3,8% para las pensiones contributivas, un 5% a 7% para las mínimas, y un 6,9% para las no contributivas, tiene como objetivo preservar el poder adquisitivo de los beneficiarios frente a la inflación, manteniendo así la estabilidad financiera de los pensionistas.

En el caso específico de las personas que reciben una pensión contributiva por jubilación o invalidez, se ha producido un aumento de 468,13 euros, lo que representa un incremento total de 7.252,67 euros al año o 518,047 euros por mes en 14 pagas. Este ajuste refleja el compromiso gubernamental de asegurar la estabilidad económica de los pensionistas.

Cambios para jubilarte con la incapacidad permanente

En cuanto a la edad de jubilación para quienes reciben una pensión por incapacidad permanente, se mantienen dos rangos:

  • A los 65 años si se han cotizado 38 años o más.
  • A los 66 años y 6 meses si no se han alcanzado los 38 años de cotización.

Estos criterios también tienen repercusiones directas en las jubilaciones anticipadas, donde las voluntarias permiten adelantar la edad hasta los 63 años con 38 años cotizados, o hasta los 64 años y seis meses con al menos 35 años cotizados. Para las jubilaciones forzosas, los trabajadores pueden jubilarse a los 61 años con 38 años cotizados, o a los 62 años y seis meses con un mínimo de 33 años cotizados.

Esto cobrarás de la pensión

Las pensiones mínimas de jubilación, con incrementos de entre el 5% y el 7% para el año 2024, experimentarán ajustes significativos, con cifras que se sitúan de la siguiente manera:

  • Para mayores de 65 años con cónyuge a cargo: 14.460 euros anuales o 1.033 euros al mes.
  • Sin cónyuge a cargo: 11.719 euros anuales o 837 euros al mes.
  • Con cónyuge pero no a cargo: 11.123 euros anuales o 795 euros al mes.

Para las pensiones mínimas para menores de 65 años, las cifras varían de la siguiente manera:

  • Con cónyuge a cargo: 13.557 euros anuales o 968,35 euros al mes.
  • Sin cónyuge a cargo: 10.963 euros anuales o 783,07 euros al mes.
  • Con cónyuge pero no a cargo: 10.363 euros anuales o 740,21 euros al mes.

En lo que respecta a las pensiones máximas de jubilación en España, se ha producido un aumento del 3,8% en el año 2024, alcanzando un límite máximo de 3.175,04 euros mensuales o 44.450,62 euros anuales. Este cambio representa un aumento de 116,23 euros al mes o 1.627,28 euros al año en comparación con los valores del año anterior.

La adaptación de la edad de jubilación y el aumento de las pensiones reflejan el esfuerzo del Gobierno por equilibrar la sostenibilidad del sistema de pensiones con el bienestar de los ciudadanos. Estas medidas no solo garantizan una mayor protección económica para los pensionistas, sino que también fortalecen la estabilidad financiera de aquellos que dependen de estas prestaciones, proporcionando una base sólida para el futuro y alineando las expectativas de retiro con la realidad demográfica y económica del país.