Así puedes conseguir la pensión de jubilación más alta: la Seguridad Social lo confirma

“`html

Así puedes conseguir la pensión de jubilación más alta y disfrutar de un retiro, por todo lo alto. Y es que, lograr una pensión de jubilación que refleje los años de trabajo y contribución es una meta clave para muchos, especialmente cuando se busca mantener un nivel de vida confortable en la vejez. Para ello, la Seguridad Social ofrece diversas estrategias para maximizar la pensión pública, más allá del simple hecho de retrasar la jubilación que todos conocemos.

Así puedes conseguir la pensión de jubilación más alta

Te vamos a contar algunos “trucos” que pueden ayudarte a tener una jubilación más alta. En cualquier caso, no son indicaciones generales. Es importante considerar cada caso en particular.

Retrasar la edad de jubilación

La jubilación demorada se presenta como la principal estrategia para incrementar la cuantía de la pensión de jubilación. Optar por prolongar el periodo laboral más allá de la edad oficial de jubilación conlleva beneficios significativos. Por cada año adicional trabajado, el pensionista puede recibir un incremento del 4% en su pensión, vitalicio.

No hay un límite máximo de años que se pueda seguir trabajando, aunque sí existe un tope en la cuantía que se puede añadir a la pensión, relacionado con la base máxima de cotización. Así, una persona podría superar la pensión máxima y obtener hasta un 28% adicional, según la duración del periodo extendido.

Cobro de un cheque al jubilarse

Una alternativa interesante es la opción de recibir una cantidad neta en el momento de la jubilación. Esta cantidad varía en función de los años adicionales trabajados y puede oscilar entre los 5.000 y los 12.000 euros por año. Sin embargo, es importante considerar que, aunque el cheque inicial puede parecer atractivo, podría suponer renunciar a una parte importante de lo que correspondería por el incremento del 4% anual.

Jubilación parcial y flexible

La jubilación flexible y parcial son dos modalidades que permiten combinar trabajo a tiempo parcial con el cobro de una parte de la pensión. Estas opciones requieren una reducción mínima del 25% en la jornada laboral y ofrecen la posibilidad de cobrar hasta el 50% de la pensión, incrementando así el tiempo y las bases de cotización. Es una opción viable que muchas personas están haciendo hoy para ver sus pensiones más altas mañana.

Convenio especial con la Seguridad Social

Los convenios especiales son una vía para aquellas personas que, siendo despedidas o prejubiladas, desean continuar cotizando para obtener una pensión más elevada. Mediante estos convenios, el interesado sigue abonando las cotizaciones, lo que se traduce en una pensión más beneficiosa. Esta opción es particularmente buena para individuos mayores de 55 años que ven más cerca que nadie el momento de jubilarse. Eso sí, tiene sus beneficios y desventajas. Las cuales hay que considerar.

Complemento por brecha de género

Se ofrece un complemento para reducir la brecha de género en las pensiones, que consiste en un incremento en la prestación por cada hijo, hasta un máximo de cuatro en total. Este complemento está diseñado para reconocer el impacto que tiene el cuidado de los hijos en la carrera profesional y, por tanto, en la cuantía de la pensión. Algo que no todo el mundo conoce, es que esta ayuda es para mujeres, pero también para hombres. Y es que, en ocasiones, es el hombre quien toma el papel en la crianza de los hijos. Algo que ha de ser considerado.

Todas estas estrategias reflejan el compromiso de la Seguridad Social por ofrecer opciones que permitan a los trabajadores maximizar su pensión de jubilación. Considerando todas estas vías podrá tener una noción de qué puedes esperar. En cualquier caso, es importante evaluar la situación personal de cada uno, incluyendo factores como la salud, expectativas de vida y necesidades económicas futuras, para tomar la decisión que mejor se ajuste a tus circunstancias. Como siempre, la planificación y el asesoramiento adecuado son claves.

“`