Economía

Adiós al IRPF para estos jubilados en 2024. Hacienda confirma que no van a pagar

El Ministerio de Hacienda ha confirmado que algunos pensionistas quedarán exentos del pago del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). El anuncio supone un bienvenido alivio para quienes, a pesar de disfrutar de un aumento del 8,5% en enero, siempre tienen que considerar las implicaciones fiscales de sus ingresos.

Inflación y aumento de pensiones

En noviembre se publicó uno de los datos más preocupantes de los últimos meses: el Índice de Precios al Consumidor (IPC). Este indicador, que según la Oficina Nacional de Estadísticas mostró un aumento del 3,2% respecto al mes anterior, refleja el aumento de los precios debido a la inflación. Esta situación afecta a distintos ámbitos de la economía, pero impacta especialmente a los pensionados, uno de los grupos más vulnerables a las subidas de los precios básicos.

El aumento del IPC en noviembre implica un aumento del 3,8% en los salarios de los pensionistas a partir de 2024. Este aumento, si bien es bienvenido, también trae consigo preocupaciones sobre las implicaciones fiscales que podría tener en sus ingresos, por ejemplo, en caso de que lo hubieran declarado en impuestos personales.

Exención del IRPF: alivio para los pensionistas

Afortunadamente, existen exenciones fiscales que brindan un alivio significativo a ciertos pensionados. Según la web oficial del Departamento de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, algunos pensionistas están exentos del pago del IRPF, una medida que supone un importante alivio económico.

Estas exenciones están recogidas en la normativa del IRPF y se aplican a las pensiones que superen determinados límites anuales. Veamos algunas de las excepciones más notables:

Pensiones derivadas de actos de terrorismo

Las personas que reciben pensiones por actos de terrorismo están exentas de pagar el IRPF por esos ingresos. Esta disposición brinda apoyo financiero a las víctimas de actos violentos y a sus familias, reconociendo al mismo tiempo la importancia de mitigar las consecuencias económicas de estos eventos.

Ayudar a las personas afectadas por el VIH

La ayuda prestada a personas afectadas por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) está exenta del impuesto sobre la renta de las personas físicas. Esto garantiza que quienes enfrentan problemas de salud graves no se vean afectados por impuestos adicionales, lo que contribuye a su bienestar.

Pensiones por lesiones o invalidez de la guerra civil

Las pensiones concedidas a personas heridas o mutiladas durante la Guerra Civil Española están exentas de impuestos. Esta medida reconoce los sacrificios de quienes sufrieron durante este período histórico y brinda un reconocimiento financiero por su contribución y sufrimiento.

Pensiones por inutilidad o incapacidad permanente de las clases pasivas

Las pensiones concedidas por el régimen estatal de clases pasivas a las personas que han quedado totalmente incapacitadas están exentas de impuestos. Esto reduce la carga financiera para quienes enfrentan limitaciones significativas en su capacidad para trabajar.

Pensiones de orfandad

Las pensiones de orfandad están libres de impuestos y brindan apoyo financiero total a quienes han perdido a sus padres.

Compensación por tiempo de prisión en virtud de la Ley de Amnistía

Los reembolsos otorgados a personas que han pasado tiempo en prisión en virtud de la ley de amnistía están exentos del impuesto sobre la renta personal. Esta disposición tiene en cuenta el contexto histórico y político de estas detenciones y evita que las víctimas tengan que pagar impuestos adicionales.

Excepción para pensionados de clases pasivas.

Además de las excepciones anteriores, se considera que los pensionistas de clase pasiva que reciben una pensión de vejez por invalidez o incapacidad para el trabajo tienen una invalidez de 33 años o más. Esta condición se aplica de forma automática, sin necesidad de presentar certificados adicionales, simplificando el proceso para estos destinatarios.

Estos créditos fiscales representan un importante alivio financiero para los pensionistas en situaciones específicas y exigentes. Al estar exentos de impuestos, estas personas pueden quedarse con un porcentaje mayor de sus ingresos de jubilación, lo que les brinda mayor seguridad financiera en una etapa de la vida donde la estabilidad es esencial.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba