Consumo

Adiós a las estufas de pellets con este nuevo invento: tus estufas de leña también valdrán

La creciente conciencia ambiental y la búsqueda constante de opciones más eficientes y ecológicas han llevado a la creación de un invento revolucionario: un brasero refractario que permite utilizar pellets en todas las chimeneas y estufas de leña, rompiendo las barreras que limitaban este combustible a aparatos especializados.

Pellets: la alternativa en auge de las estufas

El pellet ha ganado popularidad como combustible, especialmente con el aumento en las facturas de electricidad y las tensiones en el suministro de gas debido a conflictos internacionales. Sin embargo, su uso estaba restringido a estufas y calderas específicas, hasta ahora.

La calefacción con madera, a través de estufas y chimeneas, crea un ambiente cálido y una atmósfera única en los hogares. Aunque los troncos de leña son tradicionales, su manejo resulta incómodo al tener que cortar, secar y transportar. Los pellets, más prácticos y ecológicos, ofrecen una alternativa eficiente y menos contaminante que el carbón, gas o leña.

A pesar de la reciente subida en los precios de los pellets, que ha incrementado en un 67% en el último año, siguen siendo una opción más asequible que otras fuentes de energía, especialmente tras la reducción del IVA del 21% al 5% decidida por el Gobierno, una medida temporal hasta el 31 de diciembre.

El invento de Dominique Chenais: un cambio de juego para las estufas de pellets

Dominique Chenais, un experto en estufas de pellets y chimeneas con más de 30 años de experiencia, ha desarrollado un ingenioso brasero refractario que permite usar pellets en cualquier chimenea o estufa de leña. La idea surgió a raíz de las solicitudes de clientes con chimeneas de leña que buscaban la posibilidad de utilizar pellets en sus sistemas.

Este brasero refractario, fabricado en acero y disponible en varias formas y tamaños, se coloca directamente en la chimenea, ofreciendo una solución práctica sin necesidad de obras o modificaciones. Chenais, a través de su empresa BFC Confort, ofrece esta innovación a precios que oscilan entre los 310 y los 420 euros, con opciones adicionales como una chimenea de patio completa por 1.440 euros.

Chenais aclara que este método de calefacción es complementario y no pretende reemplazar otros sistemas, a menos que las temperaturas sean extremadamente bajas. Con una capacidad para entre 3 y 7 kilos de pellets, este brasero proporciona entre 3 y 6 horas de calor.

Los beneficios de los pellets: eficiencia y sostenibilidad

Los pellets, cilindros de entre 6 y 10 mm de longitud, están hechos de serrín seco, sin aditivos. Este subproducto de procesos mecánicos o biológicos, como la fabricación de muebles, tiene un alto poder calorífico de 4.180 kcal/kg.

Comparado con otras fuentes de energía, el pellet es más ecológico, ya que el CO₂ emitido durante la combustión es absorbido por los árboles durante su crecimiento. Estudios indican que el uso de pellets puede reducir hasta un 90% la huella de carbono en comparación con el carbón o el gas natural, y estimaciones sugieren un ahorro del 50% en la factura de calefacción.

El consumo de pellets en España ha aumentado considerablemente, superando las 700.000 toneladas en 2021 y proyectando superar las 800.000 en el presente año. A pesar del crecimiento de su precio, una estufa de pellet sigue siendo una inversión accesible, con un costo promedio de alrededor de 2.000 euros.

Con todo lo dicho anteriormente, podemos concluir que el invento de Chenais no solo ofrece una alternativa para la calefacción con pellets en estufas y chimeneas de leña existentes, sino que también destaca la creciente importancia de opciones energéticas sostenibles y eficientes en un mundo cada vez más consciente del medio ambiente.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba