Adiós a la pensión de jubilación en 2024: la Seguridad Social confirma las razones por las que te las puede quitar

Uno de los pilares básicos del sistema de protección social en España es una pensión de vejez que supone un impulso muy importante para la economía de nueve millones de personasque se han retirado del mercado laboral debido a su edad. Si bien es muy conocido en nuestro país y muchas veces es tema de discusión, también se debe saber que este beneficio no se otorga sin más, por lo que hay que tener en cuenta que en ocasiones por determinadas razones la seguridad social puede eliminarlo.

¿Qué causas pueden privarle del derecho a una pensión de jubilación? En este artículo exploraremos los cambios y motivos por los cuales se puede suspender este beneficio, y te informaremos todo para que no tengas que preocuparte de cómo el monto mensual que te otorgan ya no llega a tu bolsillo.

Cambios para 2024: aumento de pensiones contributivas y no contributivas

El año 2024 trajo consigo importantes cambios en el entorno de las pensiones en España. Por un lado, Se reportó un aumento del 3,8% para las pensiones contributivas y del 6,9% para las no contributivas. Esta información sugiere que quienes tienen una pensión contributiva la verán aumentar en función del tiempo de cotización, mientras que quienes tienen una pensión no contributiva lo harán por razones ajenas a su voluntad, como una mayor protección de su poder adquisitivo en un contexto económico en el que prácticamente todo va en aumento.

Otro cambio que es de vital importancia destacar es el aumento de la edad de jubilación en dos meses en 2024. subió a 66 años y seis meses. Y como muchos de nosotros sabemos, el objetivo es lograr 67 años en 2027 tener acceso a una pensión adecuada.

Posibles motivos para perder una pensión de jubilación no contributiva

La Seguridad Social puede retirar las prestaciones de jubilación no contributivas en determinadas situaciones. Aquí hay algunas razones por las que esto podría suceder:

  1. Superar el límite máximo de ingresos. Los beneficiarios de una pensión no contributiva no podrán superar los 7.250,60 euros de ingresos durante el ejercicio. Este límite se ajustará si compartes hogar con otras personas.
  2. Falta declaración de ingresos familiares. Para que la Seguridad Social disponga de información veraz es obligatorio declarar los ingresos de la unidad familiar durante los tres primeros meses del año.
  3. Falta de notificación de cambios personales. Los cambios de estado civil, composición del hogar o lugar de residencia deben informarse a la seguridad social.
  4. Cambio de empleo sin previo aviso. Cambiar de trabajo u oficio sin notificar a la Seguridad Social puede afectar los requisitos para recibir una pensión no contributiva.

Razones para retirar la pensión contributiva de vejez

La Seguridad Social también puede decidir suspender el cobro de la pensión contributiva de vejez en determinados casos:

  1. Recibir más de dos pensiones al mismo tiempo:. La legislación española no permite recibir más de dos pensiones de un mismo régimen. Debes elegir una de ellas, a excepción de la pensión de viudedad, que es compatible con otras prestaciones.
  2. Fecha de prescripción. Si bien la pensión es un derecho inalienable, caduca a los cinco años, a excepción de algunas pensiones específicas.
  3. Caducidad de beneficios. Algunos beneficios de pensión de suma global pueden perderse si la jubilación se retrasa después de los 65 años.

Es importante recordar que la Seguridad Social puede suspender temporalmente el cobro de la pensión de jubilación incluso en situaciones como trabajar mientras recibe la pensión sin cumplir las condiciones especificadas.