Economía

Adiós a la Gran Invalidez en la pensión por incapacidad permanente: la Seguridad Social la quitará en estos casos

La gran invalidez es un componente esencial de la pensión de incapacidad permanente, que otorga la seguridad social a aquellos jubilados que necesitan la asistencia de un tercero para realizar las actividades más básicas de la vida diaria. Sin embargo, es importante señalar que este beneficio puede ser revisado por un tribunal médico en cualquier momento y, si se determina que ya no es necesario, la pensión puede reducirse o incluso retirarse por completo.

En este artículo te brindaremos información útil sobre este tema, porque si nos enfrentamos a este problema (o cuando tengamos que hacerlo), lo ideal es conocer en detalle todo lo relacionado con la pensión de invalidez.

¿Qué significa la Jubilación por Invalidez Mayor para la Incapacidad Permanente?

Si se concede la incapacidad permanente en el grado de gran invalidez, la Seguridad Social reconoce que la persona no sólo se ve impedida de realizar el trabajo habitual, sino que además se ve obligada a abandonar totalmente el mercado laboral. Esta decisión se toma luego de evaluaciones periódicas por parte del Equipo de Evaluación de Incapacidad (EVI) para ver si la condición del pensionado ha mejorado para permitirle regresar al trabajo.

¿Por qué se les puede quitar la Invalidez a los mayores a los pensionistas?

Existen varios motivos por los que un pensionista puede perder el nivel de Gran Invalidez en la jubilación por incapacidad permanente. Uno de los principales es que la administración de salud pública compruebe que la persona en cuestión está desempeñando un empleo que no es compatible con su condición de pensionista por incapacidad permanente. Además, si se constata una conducta que no se corresponde con la lesión o enfermedad declarada, también podrá ser motivo para retirar este beneficio. Es importante enfatizar que estas razones deben estar debidamente justificadas y no pueden basarse únicamente en observaciones superficiales.

¿Qué hacer en caso de eliminación de la incapacidad permanente?

En caso de retirada de la gran invalidez o reducción del grado de invalidez permanente, el pensionado tiene derecho a presentar una solicitud. El primer paso es presentar una denuncia previa por la vía administrativa dentro de los 30 días hábiles siguientes a la fecha de la decisión de revisión. Si no recibe respuesta dentro de este plazo, se considera que la reclamación ha sido desestimada por inactividad administrativa.

Si se rechaza la reclamación anterior o si no se recibe respuesta en un plazo de 45 días hábiles, el siguiente paso es presentar una reclamación ante el juzgado de lo social. Este proceso deberá completarse dentro de los 30 días hábiles siguientes al rechazo o vencimiento del plazo de respuesta.

Además, si la decisión del tribunal no es favorable al pensionista, existe la posibilidad de apelar ante el Tribunal Supremo de la comunidad correspondiente.

Con toda la información que hemos tenido la oportunidad de ver en este artículo, podemos afirmar que la retirada de la Invalidez Mayor en una pensión de incapacidad permanente es un proceso delicado que puede tener un impacto significativo en la vida de los jubilados. Es fundamental que los afectados por esta medida comprendan sus derechos y estén informados de los pasos a seguir si necesitan impugnar una decisión de seguridad social.

Por ello, siempre recomendamos utilizar o contratar asesoría jurídica especializada, que puede ser de gran ayuda en este proceso, para garantizar que se respeten los derechos y se busque una solución justa para todas las partes involucradas, incluso si se puede solicitar información. organismo público correspondiente.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba