Economía

Adiós a ir al Catastro en 2024: Hacienda confirma el cambio más esperado

Como paso importante hacia la modernización de los servicios públicos, el Ministerio de Hacienda anunció una resolución que supone un hito en la relación electrónica entre los ciudadanos y la administración. Esta resolución, publicada el 11 de enero en el Boletín Oficial del Estado (BOE), confirma que a partir del 11 de febrero los ciudadanos ya no tendrán que acudir físicamente al catastro para recibir asistencia. El cambio más esperado es la obligatoriedad de que el servicio de atención a la ciudadanía en los Puntos de Información Catastral se realizará exclusivamente a través de videoconferencia.

Fortalecimiento de la relación electrónica del ciudadano con el catastro

La cartera que dirige María Jesús Montero ha dado un paso audaz al impulsar una relación electrónica más eficaz entre los ciudadanos y la administración. La resolución aprobada establece que a partir del próximo 11 de febrero los servicios de atención a la ciudadanía en los puntos de información catastral se realizarán exclusivamente a través de videoconferencia. Este cambio revolucionario busca eliminar la necesidad de desplazamientos físicos, agilizar los procesos y adaptarse a las exigencias de la sociedad digital actual.

Videoconferencia en puntos de información catastral

La resolución también se refiere a nombramientos preliminares para las gerencias y estipula que este proceso también se realizará vía videoconferencia. Esto no sólo simplificará la gestión de citas, sino que también reducirá las barreras geográficas y facilitará el acceso a los servicios catastrales.

Como novedad también, los Puntos de Información Catastral de los colegios profesionales que tengan contrato con la Dirección General del Catastro podrán ofrecer servicios telemáticos con la participación de sus colegiados. Se trata de una colaboración innovadora que utiliza los recursos profesionales de diversas instituciones para aumentar la eficiencia y la calidad de la asistencia a los ciudadanos.

Motivo del cambio: progreso tecnológico y mayor comodidad para los ciudadanos

El Ministerio de Hacienda justifica este importante cambio con la necesidad de adaptarse al avance tecnológico y revisar los servicios que se pueden prestar telemáticamente. La medida busca eliminar la obligación de los ciudadanos de desplazarse físicamente a las oficinas catastrales, iniciativa que se corresponde con las tendencias actuales de simplificación, accesibilidad y comodidad en relación a los servicios públicos.

La resolución establece que los recursos materiales y de personal necesarios para llevar a cabo esta atención se pondrán a disposición de la ciudadanía a través de videoconferencia. Este enfoque pretende no sólo compensar una posible falta de recursos por parte de los ciudadanos, sino también evitar viajes innecesarios, especialmente en pequeños centros de población donde las distancias pueden ser una barrera importante.

“De esta forma se ayuda al ciudadano en la concertación y durante la reunión, compensando así la falta de recursos que pueda tener el ciudadano y evitando en todo caso desplazamientos hasta la dirección de quienes puedan participar en la videoconferencia. No disponen de los medios necesarios para ello, circunstancia que se da especialmente en los pequeños núcleos de población.’Destaca el texto de la resolución.

Cambio operativo en el catastro a partir del 11.2

Con el objetivo de optimizar los procesos y hacer más eficiente la atención, la medida entrará en vigor el próximo 11 de febrero. A partir de esta fecha, los ciudadanos podrán recurrir a la asistencia en los puntos de información catastral y concertar citas en las oficinas administrativas a través de videoconferencia, lo que elimina la necesidad de traslados y simplifica los trámites administrativos.

Este cambio impulsado por el Ministerio de Hacienda supone el adiós a la necesidad de un traslado físico al catastro. La apuesta por la videoconferencia como medio principal de asistencia y gestión de reuniones representa un avance hacia la modernización, la conveniencia y la adaptación a los avances tecnológicos en la relación entre los ciudadanos y el gobierno. Este cambio no sólo simplifica los trámites, sino que también refleja el compromiso del gobierno de brindar servicios eficientes que satisfagan las expectativas de la sociedad actual.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba